La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

La corrupción es un fenómeno social, político y económico complejo que afecta a todos los países. La corrupción socava las instituciones democráticas, frena el desarrollo económico y contribuye a la inestabilidad gubernamental. La corrupción ataca los cimientos de las instituciones democráticas en los procesos electorales que distorsionan, pervirtiendo el Estado de derecho y la creación de atolladeros burocráticos, cuya única razón de ser es la solicitación de sobornos. El desarrollo económico se atrofia porque la inversión extranjera directa se desalienta y pequeñas empresas en el país a menudo les resulta imposible de superar los "costos de puesta en marcha" requeridos por la corrupción.

Compartir en redes sociales

7ª Conferencia de UNDOC Viena