La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

violencia o agresividad

Publicado 02/01/2016

LA VIOLENCIA NO ES AGRESIVIDAD

L Santos Diz

La violencia nada tiene que ver con la agresividad. La agresividad es algo innato del ser humano. Eso no quiere decir que este bien ser agresivo, pues la agresividad, como todo, mal aplicada no sirve de nada, por lo menos no beneficia a nadie. Desde mi más humilde opinión creo, que la agresividad es una emoción que bien empleada, nos ayudara a la supervivencia, la defensa propia y la superación a la hora de conseguir ciertos objetivos en la vida. No así podemos hablarlo mismo de la violencia, que desde mi perspectiva es una forma de abuso, con la intención de dañar a los demás gratuitamente , por propia satisfacción del individuo que la ejerce, o con un fin lucrativo o de dominio, control  sobre los demás

La violencia es Violencia, no agresividad.

Que es entonces la violencia?

Dicha definición

Dicha definición 

 

gira sobre dos conceptos que son el de la violencia sobre las personas y no se detiene ni en categorías (física, sexual, emocional), ni en las partes implicadas en la misma (víctima o victimario), ni en las consecuencias de dicha acción, por lo que en realidad se trata de una definición amplia no excluyente y es por ello que se considera fiable y válida.

A partir entonces de este concepto bien definido se desarrollará el presente módulo en el que se analizará los pormenores de la violencia que unos seres humanos ejercen contra otros por el símbolo que representan mientras ejercen sus funciones en el puesto de trabajo, en la calle etc. Pero antes de comenzar habría que volver a plantear la cuestión de ¿ Por qué lo llaman agresividad cuando quieren decir violencia?

Como decía, nada sencillo entonces de entender ni de distinguir, por eso no es fácil encontrar un manual que se entretenga en ello, así que se puede comprender que sobre esta cuestión en concreto no hay doctrina bien definida, por lo que se entiende entonces que en ocasiones se distinga entre las dos conductas, mientras que en otros casos los conceptos se usarán como sinónimos y no podremos decir que ninguno de los dos se equivoca. Personalmente comparto la opinión de Sanmartín (Sanmartín, 2004), cuando defiende que la agresividad es un instinto y un rasgo seleccionado por la naturaleza porque incrementa la eficacia biológica de su portador, de manera que la agresividad la comparte el ser humano con la mayoría de las especies. Sin embargo la violencia sería, a mi modo de ver, un rasgo de comportamiento específico del ser humano que ha sido capaz de desarrollarse en éste al haberse hipertrofiado el instinto agresivo, por lo tanto ya podríamos percibir una diferencia. También me atrevería a decir que la violencia es un comportamiento aprendido, utilizado como anteriormente digo, para conseguir objetivos aplicando la fuerza física o psicológica sobre los demás.

 

Podríamos también definirlo como una forma equivoca de los seres humanos en utilizar, o mal utilizar la agresividad instintiva que hemos perdido en el intento de evolucionar. Es obvio que muchos caracteres humanos se han perdido en el proceso de la constante e imparable evolución.

Se podría distinguir entonces entre agresividad y violencia si consideramos el carácter instintivo, heredado, adaptativo o biológico de la conducta agresiva, mientras que la conducta violenta se desarrollaría por mecanismos de  aprendizaje, socialización o ambientales y únicamente en el ser humano, a pesar de que este mecanismo se pueda enseñar a otras especies como por ejemplo es el caso de aquellos animales que son entrenados (por humanos) para comportarse de forma violenta. Si nos ponemos a ver, realmente la distinción es fácil si observamos el comportamiento violento, solo debemos analizar la situación por la que se a desatado el proceso violento, o agresivo.

Por otro lado, debate que suponía una oposición entre lo biológico y lo psicológico ya está totalmente superado e incluso muy pasado de moda, de manera que apenas nadie sostiene ya que la biología es capaz de explicar por sí misma un fenómeno tan complejo como el que se pretende abordar, ni tampoco nadie defiende que sólo el ambiente abarcaría definitivamente su explicación.  De hecho se puede ver  como las respuestas del ser humano no depende únicamente del estímulo que las provoca, así existen diferentes filtros que influyen sobre la conducta tal y como se muestra en el siguiente esquema

 
   

 

 

curso criminologo

Si se entiende este sencillo esquema en el se pone en evidencia que sobre la respuesta violenta influyen tanto aspectos biológicos como psicológicos, nos ahorraremos horas de debate que nos lleva siempre a la misma conclusión que ya defendía uno de los padres de la Psicología española: los comportamientos complejos no se justifican por mecanismos sencillos, ni por fórmulas simples.

                                          

Violencia física: Empleo de la fuerza física contra otra persona o grupo

definida por conductas como:

• Palizas

• Patadas

• Bofetadas

• Empujones

• Puñaladas

• Mordiscos 

• Pellizcos

• Tiros

Violencia psíquica o emocional: Uso deliberado del poder, o amenazas de recurso a la fuerza física, contra otra persona o grupo que puede afectar tanto  al desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social como a la desadaptación conductual de la víctima. En realidad la distinción entre violencia física o psicológica es sólo axiológica, o sea ha de servir únicamente para la mejor comprensión formando un esquema elemental, pero no se ha de pensar que hay una diferencia entre lo físico y lo  psíquico, sólo por que la violencia emocional no deje cicatrices fáciles de observar por la sociedad.

Mi conclusión es que la Violencia nada tiene que ver con la agresividad, es más, son partidario que todo animal, ser humano debe preservar su instinto agresivo para sobrevivir, defendiendo su vida, sus derechos etc. ACLARACIÓN: La agresividad no tiene por que ser un acto vandálico y dañino hacia otra persona o animal. La agresividad es una emoción, agresividad, ira, es como todo, dependiendo del uso que se le dé y en la situación que se utilice puede ser buena, pero también mala. 

Compartir en redes sociales

7ª Conferencia de UNDOC Viena