La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Robos de Vehiculos y Crimen Organizado

Publicado 16/01/2016

El robo de vehículos es una de las primeras funciones delictivas en las que se va fogueando a un joven delincuente. De adolescentes muchos de ellos inician con el robo de autopartes, hasta que van ascendiendo hasta robar autos enteros. Así van subiendo en el escalafón delictivo. Los autos son usados para cometer otros delitos: asesinatos dirigidos, secuestros, traslado de drogas, armas, etc…. La delincuencia organizada roba impunemente cualquier número de autos de las calles de las principales ciudades del país

En algunos casos, la policía les ayuda a cometer estos ilícitos, otras veces “subcontratan” a bandas locales para hacer este tipo de trabajos.

A la par de esta actividad, hay otra industria que trabaja con la delincuencia organizada y que es poco considerada: los talleres de automóviles. Buen parte de los autos robados son llevados a talleres que trabajan para el cártel. Ahí son modificados, se cambian números de serie, se sustituyen placas, se colocan los famosos clavos. En este giro, hay verdaderos maestros del pimpeo de autos al servicio de los cárteles. Esta también es una rama de especialización de la delincuencia organizada que pocas veces se considera y que sería más o menos sencillo regular y verificar. Sin embargo, pululan los talleres clandestinos o irregulares en calles y colonias de todas las ciudades. No sería tan complejo levantar un padrón de estos giros, revisar sus licencias y permisos, armar un censo de propietarios y vehículos en estos lotes. Estoy seguro que se obtendrían resultados interesantes.

Analizando este tipo de patrones delictivos sería posible detectar a las redes delictivas de robo de vehículos, las rutas más utilizadas, las ciudades y hotspots, así como hacer levantamientos y censos de los talleres de autos en las principales ciudades y construir bases de datos fidedignas y homologadas a nivel nacional con esta información.

También valdría la pena unificar las bases de información y hacer sistemas de consulta más ágiles para que los policías puedan verificar la información de forma más expedita, ya que en la práctica cotidiana no es así.

Compartir en redes sociales

7ª Conferencia de UNDOC Viena